(55) 5566 4609

Porque nunca es tarde para aprender a tocar un instrumento

Publicado 3rd May 2018 02:28:31 en Aprendo música

Frecuentemente se cree que aprender a tocar un instrumento es únicamente apropiado para los niños. No obstante muchos adultos se desmoralizan con la idea errónea de que con la edad adulta se acaba la oportunidad de aprender a tocar ese instrumento que nos hizo soñar de niños.

Porque nunca es tarde para aprender a tocar un instrumento

Si bien suele ser desalentador saber que la mayoría de los músicos profesionales iniciaron muy jóvenes, neurocientíficos y maestros de música concuerdan que nunca es demasiado tarde para aprender a tocar un instrumento (McCarthy, 2008). De hecho, siendo adultos contamos con ciertas ventajas a nuestro favor que quizá no teníamos de niños.

La ciencia de la formación musical en los adultos

¿Es más fácil para los niños aprender a tocar un instrumento? La respuesta es en teoría. Los niños se encuentran en crecimiento y producen células nuevas constantemente, mismas que pueden ser utilizadas para el aprendizaje de un instrumento. Los adultos, en cambio, tienen que trabajar con las células que ya poseen o crear nuevas conexiones neuronales.

Sin embargo, este hecho no debe ser considerado un factor limitante, pues “el cerebro mantiene su habilidad de cambiar”, afirma Norman Weinberger, neurocientífico en la Universidad de California Irvine y pionero en campos de investigación del sistema auditivo y del cerebro. Weinberger también explica que al leer notas, contar el ritmo y tratar de hacer los sonidos sonar como una melodía, se estimulan casi todas las áreas del cerebro, se utilizan muchos músculos y se agudizan muchos de los sentidos. Este hecho significa que el músico no depende solo de células en el cerebro para aprender música, lo que contrarresta los efectos de la madurez en el mismo (McCarthy, 2008).

Finalmente, aunque el cerebro de los niños tiende a ser más flexible y puede cambiar conexiones neuronales más fácilmente -progresivamente haciendo el aprendizaje del instrumento parte de su estructura cerebral, estas funciones siguen siendo posibles en los adultos (Addams, 2014).

Facilidad de aprendizaje

Los estudiantes adultos también pueden ver y escuchar cosas en la música que suele escaparse a los niños. La Dr. Jessica Grahn, una neurocientífico cognitiva y profesora en el Brain and Mind Institute and Psychology Department de Western University en Canada, sugiere que el estudiante adulto puede identificar como suenan las notas y la progresión de acordes más fácilmente.

Nunca es tarde para tocar guitarra

Esto se debe a que el adulto promedio ha pasado su vida escuchando música y cuando aprende algo nuevo puede relacionarlo con algún tema que ya ha escuchado. Además, los adultos entienden la estructura básica de la música y saben tomar un enfoque abstracto, algo que suele ser realmente difícil para los niños.

De hecho, los adultos han desarrollado una inteligencia que los posibilita para lidiar con conceptos complicados. “Puedes explicarle a un adulto las reglas de una escala…porque estas notas se siguen a si mismas y éstas no” dice Grahn. Esto podría ser más fácil de recordar para un adulto porque es una regla. El estudiante maduro entonces puede aplicar esta regla en muchos diferentes lugares de la música, mientras los niños técnicamente tienen que aprenderlo en la práctica”.

Cabe mencionar que los adultos también pueden copiar algo del modo de aprender de los niños y despegarse un poco de su naturaleza analítica. El maestro de música James Lenger, con más de 21 años de experiencia y presidente de las escuelas de música Guitar Cities en EU., explica que los niños tienden a tocar lo que se les pone en frente tan rápido como pueden, mientras que los adultos buscan perfección. “Si puedes poner a un lado el deseo de lograr una sesión libre de errores y tocar aun si tus dedos no están exactamente en la posición correcta, eres capaz de aprender más rápido” sugiere Lenger (Addams, 2014).

La madurez mental y la experiencia de vida son una ventaja

Scot Hawking, maestro de música en Silver Spring, sugiere que cualquier desventaja causada por la edad suele ser recompensada o balanceada en los estudiantes adultos con una buena actitud, la cual conlleva primordialmente paciencia. Hawking también advierte sobre ciertas tendencias que si pueden afectar la formación musical en los adultos; él comenta que los adultos llegan con metas exageradas que distorsionan la percepción de sus capacidades y la premura en las que dichas metas pueden lograrse: “Quieren saltarse los pasos uno al cinco y llegar al paso seis” (McCarthy, 2008). En sí, un estudiante que conoce la paciencia ya está más cerca del éxito.

La experiencia de vida también representa otra ventaja para los adultos. El cerebro humano maduro está lleno de experiencias, lo que puede ser beneficioso a la hora de tocar un instrumento. La doctora Grahn dice que por lo general los adultos, ya sea a través del deporte o la escuela, han aprendido la importancia de la práctica y la constancia como herramientas para el éxito (Addams, 2014). Es así que los estudiantes adultos pueden ser más sabios a la hora de enfrentar un reto como aprender a tocar un instrumento, utilizando la dedicación como arma secreta para triunfar.

Los adultos necesitan reducir el estrés más que los niños

Tocar un instrumento reduce los niveles de estrés algo que muy probablemente necesitas más ahora que cuando eras niño. Se ha comprobado que la música libera dopamina en el sistema de recompensas del cerebro, las mismas que se estimulan por la comida, sexo y drogas. También hay beneficios como mejorar el estado de ánimo. Grahn agrega que “tener un estado de animo positivo es generalmente muy bueno para las funciones cognitivas, para tu bienestar general y para poder dormir, lo que mejora las funciones cerebrales”. De hecho, Grahn dice que es probablemente más difícil encontrar un área del cerebro que no responda a la música que encontrar las que si y “es por eso que la música reduce el estrés” (Addams, 2014).

El maestro James Lenger, quien cuenta con una clientela de 90% adultos, comenta que muchos profesionales deciden tomar un descanso de un día laboral para tomar lecciones de música: “Es un escape de la oficina por un momento…Algunas veces sus primeros 5 minutos es venir aquí y deshacerse de la presión un poco y entonces vamos y tocamos el instrumento por un rato” (Addams, 2014).

Además, la formación musical, sirve para relajarse. Hoy en día, es común que los adultos recurran a la meditación de conciencia plena. Alan Rusbridger, editor del diario británico The Guardian, escribió recientemente el libro titulado "Tócalo de nuevo: un aficionado contra lo imposible" y describe como la música le ayuda a sobrellevar los contratiempos de su rutina. Por las mañanas Rusbriger toca una pieza antes de ir a la oficina y dice que nota que tiene más energía y le es más fácil concentrarse durante el resto del día.


“Para otras personas es hacer yoga, trotar o ir al gimnasio…Veinte minutos en el piano tienen el mismo efecto para mí. Una vez que estoy en el banco me siento preparado para más o menos todo lo que me depare el día. Sin piano, las cosas son más difíciles", afirma un banquero de Londres (Burnon, 2014).

Los adultos son dueños de sus decisiones

La independencia y madurez representan ventajas adicionales para los adultos. Algunos niños tienen la verdadera convicción de aprender a tocar un instrumento, pero otros son influenciados por los deseos de sus padres por darles una mejor formación o incluso por satisfacer un sentido de superioridad. Los adultos, en cambio, toman sus propias decisiones y tienen la plena determinación y el propósito de aprender a tocar música. Esta motivación es “probablemente lo más importante” dice Grahn y de hecho estos efectos cognitivos aumentan la habilidad de aprender mas rápido. El mismo interés también tiene un efecto positivo para comprometerse a asistir a las lecciones y practicar (Addams, 2014).

No hay límite de edad para expresarse con la música

Además, como adultos somos más perceptivos de nuestras propias emociones. El actor y director británico Samuel West resume la importancia de la música para expresarse: “Como adulto, uno conoce mejor sus propios estados de ánimo, por lo que es mucho más fácil utilizar la música como una manera de expresarse” (Burnon, 2014).

Nos queda claro que la edad no impide poder disfrutar y beneficiarse de la música. De hecho, podemos utilizar muchas ventajas que llegan con la edad, como la experiencia, a nuestro favor. No dejemos que los miedos, frustraciones pasadas o impaciencia nos frenen en nuestro camino a convertirnos en un/una gran guitarrista, pianista, violinista o cantante, según sea nuestra pasión.

 Clase de Músisca para Adultos Gratis

Referencias

Addams, R. “6 Reasons Learning An Instrument As An Adult Is Easier Than You Think”. 6 de Marzo, 2014. https://www.huffingtonpost.com.mx/entry/playing-an-instrument_n_4903835

Burnon, H. “¿Realmente nunca es tarde para aprender?” BBC. 26 de Julio, 2014. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/07/140724_vert_cul_mitos_medicos_realmente_aprender_finde_az

McCarthy, B. “Never Too Late To Learn An Instrument”. NPR Music. 28 de diciembre, 2008. https://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=98754560







Academia de Música

Somos una academia de música con clases diseñadas para que tu talento y gusto por la música se mezclen con una técnica precisa, con el único fin de que puedas expresarte a través de este arte de la mejor manera posible.

Contáctanos

01 55 5566 4609

55 1333 3338

Calle José de Emparán 48, Tabacalera, 06030 Ciudad de México, CDMX



Mapa del sitio | Aviso de Privacidad © 2018 Academia de Música La Escala, Derechos Reservados.