febrero 15, 2017

Breve historia de la guitarra

La ciencia moderna ha logrado realizar estudios varios sobre como es que sucede el proceso de cognición dentro de nuestros cerebros a través de elaboradas imágenes y mecanismos tecnológicos. Entre estos avances científicos, se ha logrado descubrir que, ciertamente, el aprendizaje de habilidades artísticas en los infantes tiene grandes beneficios en la forma en que sus cerebros procesas la información y los estímulos que reciben del mundo circundante. El arte enriquece la forma de percibir el mundo t la vida, además de que enseña disciplina y dedicación al aprender un instrumento musical.

En La Escala ofrecemos una formación musical tanto para niños como para adultos, porque nunca es tarde para aprender a tocar un instrumento, esta habilidad en cualquier momento enriquecerá tu experiencia al poderte comunicar mejor a través de la música. La Escala ofrece clases de guitarra, de piano de canto y de violín para que puedas aprender a tocar el instrumento que más te interese o para que inscribas a tus hijos en el que más les llame la atención. Contamos con profesores altamente calificados en sus instrumentos, todos ellos profesionales dedicados por completo a la música y a la enseñanza.

Las clases de guitarra son de las más populares y pedidas en el mundo entero, ya que este instrumento es accesible y permite ser tocado incluso sin ser muy diestro, basta con conocer algunas particularidades básicas y un poco de práctica para obtener un sonido que puede funcionar de acompañamiento. Además, culturalmente hablando, la guitarra tiene una gran cantidad de exponentes actuales que han alcanzado la fama mundial gracias a sus composiciones básicas con guitarras acústicas y sus voces.

Géneros sumamente diversos hacen uso de este instrumento que en los últimos años ha crecido enormemente en el rango dinámico de variedades de sonidos que puede producir al ser hechas con un mecanismo eléctrico interior. Compuesta de 6 cuerdas, un brazo y una caja de resonancia, el origen exacto de la guitarra es desconocido, pero todo parece señalar a que fue introducida en España en los años de la conquista árabe, quizás es un instrumento híbrido producto de dicha conquista.

Lo cierto es que desde su aparición y durante toda la Edad Media y hasta nuestros tiempos actuales, los relatos de historias o eventos históricos de un lugar han sido comúnmente acompañados por una guitarra, como era el caso de los juglares en el Renacimiento. En la actualidad, podríamos pensar en algunos exponentes de la trova en español y del blues en inglés que han seguido esta tradición de contar sobre su experiencia de vida o sobre las condiciones de su infancia, acompañando sus voces con una guitarra acústica.

Nuestras clases de guitarra toman en cuenta los métodos modernos que se han propuesto para estudiar este instrumento con mayor eficacia. Si bien, la guitarra se remonta a la Edad Media y a los siglos de la conquista árabe en España y toda la península Ibérica, fue hasta el siglo XVIII cuando se estandarizó tanto el diseño del instrumento, así como también la afinación.

Es en este momento en que se acuerda que la guitarra consta de 6 cuerdas afinadas de la siguiente manera, partiendo desde la sexta cuerda, la más gruesa, hacia la primer cuerda, la más delgada: Mi, La, Re, Sol, Si, Mi. Estas seis notas dispuestas en las seis cueras se acordaron como la forma estándar de afinar e interpretar piezas en la guitarra, que a partir de entonces, se introdujo como un instrumento de estudio dentro de las academias, aunque en un principio aún estaba en una categoría menor y mucho menos apreciada que el violín o el piano, que llevaban, para entonces, siglos de ser instrumentos clásicos.

Pero no solamente en las academias se popularizó la guitarra, sobre todo entre las personas y distintas etnias que habían estado hace siglos bajo el imperio árabe, la guitarra había tomado una mayor presencia en su cultura. Así, el flamenco incorpora este instrumento como una parte básica de la expresión artística propia de la cultura de Andalucía. La guitarra en el flamenco tiene su propia forma particular de ser interpretada y ha sido completamente apropiada por esta expresión de baile, canto e interpretación del instrumento.

En el flamenco, la música de dos o más guitarras generalmente va acompañada de percusiones varias, de las palmadas de los asistentes reunidos, y de cantos, si no es que de bailes y de castañas. Nuestras clases de guitarra te permitirán convivir con las demás personas de una nueva manera, artística y creativa, pues la música te abre ante todo un lenguaje que es distinto de las palabras y de las interpretaciones cotidianas que hacemos sobre la comunicación.

A partir del siglo XVIII, se comenzaron a escribir muchas más piezas para la guitarra, sobre todo en el siglo XIX en donde alcanzó una mayor popularidad y poco a poco se fue haciendo de un lugar en la academia, al mismo tiempo que seguía todo un desarrollo cultural intrínsecamente vinculado con el baile y la cultura de los andaluces. Así, en el siglo XX, la guitarra se vuelve mucho más popular entre los esclavos negros que desarrollan el blues, la modalidad musical que posteriormente introducirá el jazz y el rock al mundo.

Las clases de guitarra que ofrecemos en La Escala buscan que los alumnos tengan a su disposición todas estas diferentes técnicas y géneros musicales, para que puedan ampliar sus horizontes creativos y de interpretación, permitiéndoles gozar de un lenguaje musical extenso que les permita interpretar cualquier género. Acércate a nosotros para tener más información sobre nuestras clases.