junio 28, 2017

¿Todavía estás dudando si tomar o no clases de guitarra? Te presentamos algunas razones por las que no querrás dejar pasar la oportunidad

¡Hola, estimados lectores! Bienvenidos al blog de La Escala. Es un gusto estar en contacto con todos ustedes a través de esta vía. Gracias a quienes siguen regularmente estas entradas y también a quienes nos leen por primera vez. Seguramente si estás en este segundo caso, llegaste hasta aquí buscando información sobre clases de guitarra. Y si es así, ¡felicidades! Estás  a punto de tomar una decisión que va a afectar positivamente tu vida, y si todavía no estás convencido, te presentamos a continuación algunas de las ventajas más importantes que resultarán a partir de tus lecciones.

¿Por qué comenzar con clases de guitarra?

No debes olvidar que la guitarra es un gran instrumento para comenzar y adentrarte en el mundo de la música, y también una excelente opción si lo que buscas son clases para tus hijos. Por ejemplo, cuando queremos adentrarnos en el mundo de los idiomas, casi siempre optamos por el inglés, porque es muy popular y porque nos puede dar las bases para aprender después nuevas lenguas. Lo mismo ocurre con la guitarra, que equivale en el mundo de la música a lo que el inglés representa en el mundo de los idiomas: es la base para después tocar otros instrumentos como la guitarra eléctrica, el bajo, etc. Dicho lo anterior, veamos pues el resto de las ventajas.

Olvídate del estrés

¿Qué es lo que más te angustia en estos momentos? Seguramente la lista de preocupaciones sería bastante larga. Las cuentas por pagar, los exámenes finales que ya están en camino, los problemas en el trabajo y ese jefe con el que ya no sabes cómo lidiar. Bien, en La Escala lo que menos queremos hacer es contribuir a tus preocupaciones.

En cambio, queremos traerte buenas noticias, y la mejor que podemos darte es que las clases de guitarra son el remedio perfecto para que puedas olvidarte de todas esas cosas que te preocupan y te estresan. Tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán, pues diversos estudios demuestran que tocar un instrumento y en especial ciertos ritmos como el rock, ayudan a tu cerebro y a distintos órganos a responder de mejor manera a la presión cotidiana. Podrás abstraerte por un par de horas en un mundo de notas, melodías y canciones para después volver al mundo “real” y hacerle frente con renovados ánimos a todos esos problemas.

Y dile hola al placer

Hay pocas cosas tan placenteras como ponerte a tocar la guitarra. A veces incluso quienes todavía no saben tocar el instrumento encuentran simplemente divertido el hecho de raspar las cuerdas con sus dedos o con la pluma. Pero el placer y la sensación de satisfacción definitivamente se intensifican si tomas clases de guitarra y sabes cómo tocar ciertos círculos, riffs y ritmos. Y por supuesto que las sensaciones agradables no solamente se perciben a través del tacto, sino principalmente a través del oído. Si disfrutas escuchando los solos de los mejores guitarristas del mundo, imagina cómo te encantará escuchar la música que tú mismo produces.

Por supuesto que todo esto tiene un sustento en ciertos estudios científicos, y no se trata de una mera coincidencia, sino que se ha comprobado que al escuchar la música de la guitarra, el cerebro libera ciertas dosis de dopamina, generando la sensación de placer. Y la liberación de esta sustancia es mayor cuando la música se escucha de cerca y “en vivo”, y no  través de un reproductor. Y no hay manera de que escuches más de cerca que siendo tú mismo quien produce la música. Increíble, ¿no?

La práctica constante hace al maestro… y algo más

No es ningún secreto que para llegar a dominar este arte, deberás ser paciente, perseverante y sobre todo constante en tus clases de guitarra. Pero todo esfuerzo vale la pena, y no sólo irás viendo resultados y una notable evolución clase con clase, sino que además la concentración y el esfuerzo mental que requerirás en cada clase te llevarán a obtener un beneficio adicional: agudeza mental. También la ciencia se ha encargado de demostrar que cuando estás aprendiendo a tocar la guitarra, las funciones cerebrales alcanzan sus picos y entonces el cerebro se ve forzado a trabajar más a menudo usando mayor parte del enorme potencial que tiene este órgano.

Es bien sabido que todo usamos tan sólo una pequeña parte de la enorme capacidad que nuestro cerebro tiene. Incluso los grandes hombres de ciencia y los genios que recordamos no llegaron a usar ni la mitad de esa capacidad. Y posiblemente nunca lo hagamos como raza. Pero de lo que sí puedes estar seguro es que esa compleja máquina que tienes en tu cabeza comenzará a funcionar mejor y es excelente mantener en buen estado y activo tu cerebro para protegerlo de diversos padecimientos que pueden llegar con el deterioro que es natural como parte del proceso de envejecimiento.

Así que ya lo sabes. Si buscas una excelente opción para salir de la rutina y de paso aprender algo nuevo, las clases de La Escala son la mejor opción para ti. Busca en esta misma página la tarjeta de regalo válida por una clase gratis, para que experimentes por ti mismo las ventajas de comenzar a tocar un instrumento musical, o para que les brindes a tus hijos o a los más pequeños de la casa la oportunidad de vivir la experiencia. ¡Te esperamos!